• Escazú Ahora Chile

En plena COP26 continúan los varamientos de carbón en Puchuncaví

Mientras Chile se muestra ante el mundo como un verdadero líder ecologista, en su propia casa continúa permitiendo que día tras día las playas de la Bahía de Quintero y Puchuncaví se llenen de carbón. Tan solo está semana van más de 5 varamientos impunes.

Como "insólito" calificó la agrupación Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia este miércoles el cuarto varamiento de carbón consecutivo que sufría la bahía de Quintero y Puchuncaví tan solo está semana.


En una publicación subida a su perfil de Facebook, la organización exigía el cierre inmediato de las instalaciones de la empresa AES-Gener en la zona y le pedía a Puerto Ventanas que suspenda sus operaciones hasta que cuente con la tecnología adecuada para trabajar sin dañar el medioambiente ni la salud de quienes habitan la comuna.


Sin embargo, aquel miércoles los integrantes de la agrupación no imaginaban lo que pasaría al día siguiente: un nuevo varamiento de carbón. De domingo a jueves, las playas de la bahía no han dejado de recibir carbón y más carbón. Ante lo cual los pescadores artesanales han debido abandonar sus botes para trabajar en tierra y limpiar esos desechos emitidos por las grandes industrias.


"Claramente el fallo de la Corte de Apelaciones no se están cumpliendo y las medidas que implementó la Superintendencia de Medioambiente no han sido suficientes. Seguimos en la misma impunidad de siempre", nos comentó la Presidenta de la agrupación, Katta Alonso.


El Fallo al que refiere Alonso se emitió hace prácticamente cinco meses atrás y en su redacción era bastante claro: no se permite el ingreso ni descarga de carbón en la bahía de Quintero ni se pueden arrojar aguas residuales al mar. Ambas cosas indispensables para el funcionamiento de las termoeléctricas de la zona, por lo que se entendía que posterior a esta sentencia, las empresas detendrían sus operaciones.


Sin embargo esto no ocurrió. AES-Gener, una de las principales empresas responsables del calentamiento global en Chile, decidió ignorar el fallo judicial y continuar quemando combustibles fósiles y emitiendo gases de efecto invernadero a la atmosfera. Lo que ha provocado, entre otras cosas, que sigan ocurriendo varamientos de carbón día tras día en la zona.


Los varamientos desde el año 2012 hasta la fecha han aportado más 579.000 Kilos de carbón a la costa de Ventanas, los que se han traducido en un grave deterioro del suelo, agua, aire y por cierto de la salud de las personas que habitan dicha comuna. Por todo esto, las centrales deben detener sus operaciones ¡ahora mismo!