• Escazú Ahora Chile

Intentan quemar viva a dirigenta ambiental de Laguna Verde que denunció contaminación de las aguas

Desde Escazú Ahora Chile señalaron: "Los cobardes actos de amenaza contra Julia, la falta de mecanismos de participación ciudadana para resolver el conflicto y la increíble ausencia de información ambiental sobre la calidad del agua que beben las y los habitantes de Laguna Verde nos recuerdan la imperiosa necesidad de que nuestro país firme y ratifique el Acuerdo de Escazú ¡AHORA!"

El 01 de enero del presente año la Presidenta de la Junta de Vecinos de Laguna Verde, Julia Poblete, fue víctima de un cobarde ataque.


Sujetos desconocidos se le acercaron por la espalda, le arrojaron combustible y le prendieron fuego. Sin embargo, gracias a su rápida reacción, Julia logró sobrevivir.


Si bien se desconoce quienes fueron los responsables del ataque, cabe destacar que Poblete lleva años luchando contra la destrucción de la biodiversidad, la delincuencia en el territorio y la contaminación de las aguas, liderando una gran lucha contra Esval y el relleno sanitario Girsa en esta materia.


Según estudios de la Universidad de Playa Ancha, ambas empresas son responsables de que actualmente la comunidad de Laguna Verde esté consumiendo agua subsalina, con coliformes fecales, nitrato, plomo, hierro y otros metales que atentan contra su salud. Cuestión que Julia y la comunidad han denunciado enfáticamente.


El mismo estudio reconoce que el 60% de los habitantes de la zona urbana de Laguna Verde desconoce cuál es la calidad del agua que están tomando. Ésto porque la cooperativa que cumple con las normas sanitarias abastece solo al 40% de la zona urbana y a menos de 10% de la población total de la zona. Mientras que el resto de los habitantes se abastece por medio de la compra de agua a camiones aljibes que venden sin ninguna regulación, ni certificación y control, agua extraída de pozos contaminados.


Desde Escazú Ahora Chile señalaron: "Los cobardes actos de amenaza contra Julia, la falta de mecanismos de participación ciudadana para resolver el conflicto y la increíble ausencia de información ambiental sobre la calidad del agua que beben las y los habitantes de Laguna Verde nos recuerdan la imperiosa necesidad de que nuestro país firme y ratifique el Acuerdo de Escazú ¡AHORA! Julia, estamos contigo".