• Escazú Ahora Chile

Juventudes políticas se unen transversalmente para demandar adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú

Desde la Unión Demócrata Independiente hasta la Federación Regionalista Verde, la gran mayoría de las juventudes de los partidos políticos con representación en el congreso emitieron una declaración conjunta respaldando el trabajo de la campaña “Escazú Ahora Chile” y demandando la pronta adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú.

A solo dos días de que ocurra el cambio de mando en nuestro país, las nuevas generaciones involucradas en política se unieron para dar un mensaje transversal en torno a la importancia de proteger el medioambiente.


“Estamos ante una crisis climática. La temperatura aumenta, los océanos se acidifican y cada año nuestro país sufre más gravemente las consecuencias del avance de la sequía. ¡Debemos tomar acción ya! Nuestra generación es la primera en experimentar en carne propia los efectos de la crisis climática y probablemente la última que aún puede hacer algo para detenerla”, señalaron en un comunicado que hicieron público la mañana de este miércoles.


Contrario a las rencillas comunes que ocurren en política, estas nuevas generaciones dieron un paso histórico hacia la instalación de una nueva forma de dar conducción al país: una en donde el diálogo, los consensos y la búsqueda por la transversalidad priman por sobre los intereses particulares de ciertos grupos de poder.


Es así como ante el avance de la crisis climática las Juventudes Políticas de la Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional, Evopoli, Democracia Cristiana, Partido Por la Democracia, Partido Radical, Partido Socialista, Revolución Democrática, Convergencia Social, Comunes, Acción Humanista, Partido Ecologista Verde y la Federación Regionalista Verde Social se unieron “transversalmente para apoyar los esfuerzos de la campaña ciudadana "Escazú Ahora Chile" y demandar a las futuras autoridades la pronta firma y ratificación del Acuerdo de Escazú por parte del país”. Enfatizando en que “en el contexto climático actual su adhesión no tan solo es necesaria sino urgente para poder garantizar que la ciudadanía cuente con las herramientas necesarias para afrontar esta emergencia”. Agregando que, después de todo: “Es nuestro futuro el que está en juego”.


¿Por qué es importante?

Para Sebastián Benfeld, coordinador de la campaña “Escazú Ahora Chile”, la publicación de esta declaración es clave para el avance del Acuerdo de Escazú en el país. “Para que Chile sea parte de este importante tratado, es necesario que la gran mayoría de los parlamentarios de la cámara baja y alta del congreso den su voto favorable a la ratificación. Cuestión que hoy parece altamente probable tras la emisión del presente comunicado”.


“Las nuevas generaciones hemos demostrado que más allá de nuestras diferencias políticas particulares, hay materias en las que lo que debe primar es el sentido común y la atención de los problemas reales de la gente. La unión de todos por la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú es una clara muestra de eso. Ante el avance de la crisis climática, debemos actuar decidida y conjuntamente todos los actores involucrados”, remató Benfeld.


Los próximos días serán claves para el avance del tratado. Desde Escazú Ahora Chile esperan que el nuevo gobierno reafirme el compromiso adquirido con la organización y envíe el acuerdo al congreso durante la semana del 14 de marzo, momento tras el cual se darán a conocer las posiciones que los diferentes parlamentarios tienen al respecto. Sin embargo, la postura de sus juventudes se encuentra más que clara.


Un compromiso de las nuevas generaciones

No es casualidad que sean las nuevas generaciones quienes estén tomando la iniciativa e impulsen la declaración. Sabiendo los impactos que el cambio climático provocará en ellos y en las generaciones venideras, este último tiempo los más jóvenes han tomado un papel central en esta cruzada, liderando e impulsando iniciativas que buscan dar solución al problema de fondo. En Chile la demanda por la adhesión al Acuerdo de Escazú es una gran muestra de ello.


“Vivimos en una emergencia global que requiere mayores esfuerzos en el cuidado del medio ambiente, y las nuevas generaciones estamos dando muestra que en forma transversal y sin miramiento político podemos unirnos en base a causas que nos involucran a todos. Esto es una señal de esperanza para el futuro”, señaló el presidente de la juventud de Renovación Nacional, Javier Molina, al suscribir la declaración. Agregando que: “Chile fue uno de los principales impulsores del Acuerdo de Escazú en 2018, y no se entiende que aún no firmemos un acuerdo que propicia la participación pública y el acceso a la información ambiental. El futuro Gobierno hizo un compromiso de firmar y ratificar el acuerdo dentro de su primer mes de mandato y solicitamos que cumplan”.


Para la presidenta de la juventud de la DC, Paulina Mendoza, “somos los y las jóvenes los más afectados hoy y en el futuro por el cambio climático, y Chile es uno de los países que más se ve perjudicado, entonces quienes estamos en política tenemos la responsabilidad de incentivar a nuestros autoridades a tomar con premura y seriedad el asunto. Escazú es el primer paso”.


Coincide con Paulina, Nicolás Valdés, representante de la directiva nacional del Frente Estudiantil de Revolución Democrática, quien afirma que: "Hoy nuestra generación tiene por delante el desafío más importante de la historia, salvar nuestro planeta. Entendemos que la crisis socioambiental y de emergencia climática que vivimos, es una crisis de soluciones en colectivo, firmar el Acuerdo de Escazú es un gran paso para la participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales en nuestro país y América Latina”.


Así mismo, Andrés Hidalgo Olivares, presidente de la juventud Evópoli de la RM, señaló que: “Firmar Escazú significa asegurar a las personas el derecho a la información y participación pública en materia ambiental, de modo que podamos reflexionar y ser parte de la toma de decisiones en materias que nos afectan en base a la evidencia, con el fin de avanzar en un medio ambiente más seguro y libre de contaminación que permita a cada persona poder desarrollar de la mejor forma posible su proyecto de vida”.


Lo anterior también es fundamental para el Presidente de la Juventud del FRVS, Gino Morales, quien sostiene que: “La ciudadanía debe comenzar a pensar en verde. Ésto porque nuestro medio ambiente actualmente se encuentra muy afectado de diversas maneras, como la escasez hídrica, la falta de forestación -que provoca el aumento del calor- el excesivo progreso negativo de gases contaminantes -por medio de vehículos e industrias- la escasez de un ser vivo vital para el ser humano como lo es la abeja, que se sigan protegiendo la flora y fauna. Todo esto considerando que son las generaciones que están y las que vendrán quienes podrán vivir de mejor o peor manera, todo está en nuestras manos para que existan mejoras en nuestro planeta”.


Para Gonzalo Pinochet, Presidente de Nuevas Generaciones UDI: “El cuidado y la protección del medio ambiente es una bandera que nuestro sector debe promover fuertemente. Los jóvenes de la UDI estamos por la protección de nuestro ecosistema, una causa urgente y coherente con los principios que promovemos.”


Así mismo, Bastián Morales, del Frente Estudiantil de Convergencia Social, señaló que: “Para Convergencia Social, es una prioridad programática la firma del acuerdo de Escazú, por eso, hemos suscrito este acuerdo transversal de las juventudes políticas, dando una señal clara que a nuestra generación le preocupa la crisis climática, y confiamos plenamente que durante el gobierno del presidente electo Gabriel Boric, será una prioridad la mirada medioambiental, ya que lo hemos sostenido de manera reiterada desde Apruebo Dignidad y particularmente desde los ejes programáticos de la convergencia”.


Desde Acción Humanista, Gianina Romero afirmó: “Es importante que la inserción de nuevos capitales en los territorios se realicen respetando los DDHH de sus comunidades y al medio ambiente, no sólo por un tema normativo, sino porque los ojos del mundo están puestos sobre dichos aspectos, por lo que un mal comportamiento puede repercutir directamente en sus ingresos a pesar de cumplir con todas las regulaciones”


Por último, Sofía Duran del Partido Ecologista Verde sostuvo que: "La Crisis Climática no podrá resolverse sin incomodar a las grandes empresas extractivistas, ni a los grandes grupos económicos, ni a la vieja forma de hacer política. Desde el Partido Ecologista Verde ratificamos el Acuerdo de Escazú como una necesidad imperativa, en respuesta al profundo daño a los ecosistemas y a los activistas defensores de la tierra, y la cual esperamos que sea firmado durante los primeros días de mandato del presidente electo”.