• Escazú Ahora Chile

La crisis climática ya esta aquí, qué tanto empeore depende de nosotros: El último informe del IPCC

El día de hoy el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), emitió su sexto informe de la mano de más de 234 científicos de todo el mundo. Las conclusiones son alarmantes. Encuentra todo lo que debes saber acerca de él en este artículo.

Olas de calor en Rusia, Reino Unido y Canadá, inundaciones destructivas en China, Alemania y Bélgica, grandes incendios en Siberia, Turquía y Grecia y sin ir más lejos, graves y cada vez más prolongadas sequías en países como el nuestro. Son solo algunas de las consecuencias del cambio climático que ya estamos experimentando como humanidad.


Hoy, el sexto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), aprobado por 195 gobiernos y basado en más de 14.000 estudios realizados con la mejor ciencia disponible hasta el momento, reveló información devastadora: los fenómenos antes mencionados no solo son atribuibles al calentamiento progresivo del planeta, sino que es altamente probable que se vuelvan a replicar cada vez con mayor intensidad en los próximos 20 o 30 años.


Los países del mundo han retrasado tanto la reducción de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), hasta el punto de que en estos momentos una parte importante de las consecuencias del cambio climático más devastadoras serán inevitables.


Así, hoy nos encontramos presenciando cambios climáticos que casi no tienen comparación en la historia de la humanidad. Ejemplo de ello es el derretimiento de los glaciares a un ritmo muy acelerado, la subida del nivel de los océanos, la intensificación de las olas de calor, el aumento de los incendios forestales y de los estallidos de calor en el océano.


Según el informe, si todos los países redujeran drásticamente sus emisiones hoy mismo, de todas formas el calentamiento global aumentaría hasta llegar casi a los 1.5°C, temperatura bajo la cual:

  • Casi 1.000 millones de personas sufrirían olas de calor que pondrían sus vidas en peligro

  • Cientas de millones de personas se enfrentarían a escenarios de lucha por el agua en un contexto de extrema sequía

  • Especies imprescindibles para la vida en la tierra, como los arrecifes de corral (responsables de la producción de más del 70% del oxigeno que respiramos) sufrirían muertes masivas

  • El nivel de los océanos aumentaría de 30 a 60 centímetros tan solo durante este siglo, inundando múltiples ciudades costeras. Esto sin considerar la posible desestabilización de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia, cuyos efectos son hasta el momento todavía incalculables

Sin embargo, las consecuencias de no hacerlo son incluso aún más devastadoras. Según el informe, si nuestras autoridades no toman medidas a tiempo para ponerle un freno a la crisis climática, la temperatura media del planeta seguirá aumentando, y por cada grado que aumente, aumentarán también los peligros asociados. Así con dos grados habrán:

  • Mayores inundaciones

  • Olas de calor cada vez más feroces

  • Se empeorará la sequía, extendiéndose por toda América del Sur

  • Aceleración en la subida del nivel del mar

Pero no todo son malas noticias, el informe también señala que si tomamos acciones hoy mismo para reducir nuestras emisiones de manera rápida y a gran escala, aún estaríamos a tiempo de limitar el calentamiento global a cerca de los 1.5°C. Y si bien tomar esa decisión hoy tomaría entre 20 a 30 años en hacer cambios en el clima, las mejoras en la calidad del aire serían mucho más rápidas.


De ahí la importancia en países como el nuestro de exigir el fin de la quema de combustibles fósiles en lugares como Quintero-Puchuncaví, Huasco o Coronel. Puesto que si bien como país no contribuimos significativamente al empeoramiento del cambio climático, desde hace más de 60 años contribuimos significativamente al empeoramiento de la salud de nuestros vecinos y vecinas y ecosistemas de nuestro territorio. Ecosistemas de los cuales dependemos para afrontar las consecuencias del cambio climático que sí o sí nos impactarán gravemente. Recordemos que Chile cumple con 7 de los 9 criterios de vulnerabilidad frente a este fenómeno según las Naciones Unidas.


En esa misma dirección, el coordinador de la campaña por la firma del Acuerdo de Escazú, Sebastián Benfeld, señaló que: "Bajo este contexto no se entiende la decisión del Coordinador Eléctrico de reactivar la central Ventanas 1 en Puchuncaví a menos de 8 meses de haber anunciado su cierre en favor del clima y el medioambiente". "Chile hoy sigue siendo el país presidente de la COP25 y como tal debe liderar con el ejemplo en lo que corresponde a la ambición climática ¿cómo vamos a promover la construcción de grandes acuerdos multilaterales para hacerle frente a la crisis climática si en nuestra propia casa no los respetamos?", añadió. Así mismo, Benfeld se refirió a la importancia de la firma del Acuerdo de Escazú ante todo este escenario: "Este año, a diferencia de los anteriores, las y los ciudadanos tenemos un gran poder en nuestras manos: el poder de votar por candidaturas comprometidas con la defensa del medioambiente que impulsen medidas concretas para hacerle frente a la crisis climática que vive nuestro país". Respecto a cuales deberían ser esas medidas, el coordinador de la campaña señaló: "En primer lugar, que se proteja a quienes trabajan por la defensa del medioambiente. Son ellos nuestros principales aliados para detener esta crisis. En segundo lugar, que se genere y divulgue información entorno al cambio climático en nuestro país. No podemos solucionar el problema de raíz si no lo entendemos a cabalidad. Y por último, también es muy importante avanzar hacia la puesta en practica de una verdadera democracia ambiental en nuestras comunas. Necesitamos la experiencia y conocimiento de todos los actores para encontrar las mejores soluciones". "En definitiva, una gran medida para hacerle frente a esta situación es la firma del Acuerdo de Escazú. El primer acuerdo ambiental de la región y justamente un tratado que incorpora todas las medidas que mencioné y más. Esperamos que las candidaturas al sillón presidencial se comprometan con esta demanda y que la ciudadanía la exija como un mínimo en los programas ambientales de quienes se postulen al cargo", culminó Benfeld.