• Camila Musante

OPINIÓN: Detener la contaminación y destrucción del estero Puangue

"El llamado es a tomar acciones concretas y no quedarse en las palabras. Los problemas están a la vista, las autoridades están al tanto, las herramientas legales están disponibles y la comunidad quiere ser parte de la solución, colaborando para limpiar y recuperar el estero".

El estero Puangue es la mayor riqueza natural de Curacaví, un lugar para disfrutar de su naturaleza y donde conviven múltiples especies de la zona. Hoy, sin embargo, vemos cómo la contaminación, la basura y las incontables intervenciones a lo largo del primer y segundo tramo, son muestras de la desprotección a la que se enfrenta el estero.


Lamentablemente, no se trata de la ausencia de ordenanzas o leyes que regulen estos temas, más bien de la falta de fiscalización de las autoridades que no han mostrado la voluntad para identificar y perseguir a los causantes de estos daños al medioambiente. Así como tampoco se han tomado medidas preventivas para que esto deje de ocurrir y se impida el acceso descontrolado al sector.


La municipalidad dice tener conocimiento de los múltiples problemas que aquejan al estero, aunque reconoce que no tiene la capacidad ni los recursos para resolverlo. Las acciones deben ser ahora. Es por eso que, más allá de sus buenas intenciones, tanto la administración municipal como regional, han sido incapaces de elaborar, y menos de ejecutar, un plan de protección con sentido y que se ajuste, al menos, a sus capacidades y la urgencia que exige la falta de agua en la zona.


Hablamos de medidas urgentes, que mucho tiene que ver con gestión: cerrar los accesos sin control, modernizar la ordenanza municipal y asignar los recursos necesarios para reforzar las medidas de control y fiscalización. Con esto, estamos seguros que disminuirá drásticamente la contaminación y claramente la cantidad de infractores que vemos frecuentemente.


Como lo han dicho las comunidades que protegen el estero, con sus esfuerzos y el deseo de preservar esta zona, es un tema debe ser abordado con seriedad, transparencia y de manera oportuna, lo cual exigirá a la municipalidad de Curacaví una constante participación y liderazgo en los avances respecto de la licitación y sus implicancias para la comuna y especialmente, para el estero Puangue. Todo esto, entendiendo que aprobar la extracción de áridos para esta obra, significaría millones de toneladas de material extraído y miles de camiones, retroexcavadoras y vehículos transitando incansablemente, durante varios años.


El llamado es a tomar acciones concretas y no quedarse en las palabras. Los problemas están a la vista, las autoridades están al tanto, las herramientas legales están disponibles y la comunidad quiere ser parte de la solución, colaborando para limpiar y recuperar el estero. Lo único que falta, es que las autoridades correspondientes tomen acción concreta y urgente para detener la destrucción y comenzar con la implementación de un plan concreto de recuperación para una de las mayores riquezas naturales de la zona central de Chile y especialmente, de Curacaví. * Columna de opinión de Camila Musante. Envíanos tú columna a escazuahorachile@gmail.com y comparte tú opinión.