• Escazú Ahora Chile

Pese a fallo de Corte de Apelaciones: siguen varamientos de carbón en Puchuncaví

La organización ambientalista "Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia", denuncia que es la 64° vez en el año que ocurre y que el lobby junto a la corrupción continúan ejerciendo influencias para que no se respete lo sentenciado por la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

La mañana del día de ayer la playa de Ventanas amaneció con un nuevo varamiento de carbón. Se trata del varamiento número 64 en lo que va del año y el 833 desde el año 2009. 12 años en los que las organizaciones denuncian que el Estado ha abandonado negligentemente la comuna.


Los continuos varamientos de carbón en la zona han traído consecuencias directas para quienes se dedican, por ejemplo, a la pesca local. Carlos Vega, oriundo de Puchuncaví y miembro del Sindicato de Pescadores de Ventanas, recuerda cómo la contaminación ha destruido los ecosistemas marinos y exterminado innumerables especies.


"Cuando nos dimos cuenta de que el mar del que trabajábamos estaba contaminado, nos marcó un antes y un después. Fue muy fuerte eso. Se te acaba el proyecto y el futuro que imaginabas con tu comunidad y para el que tanto habías trabajado. Después de eso los comerciantes dejaron de comprarnos y nuestra comunidad se empobreció. Fue muy triste todo", nos relata.


Pero no solo eso, diversas agrupaciones vecinales y organizaciones no gubernamentales, como la que preside Katta Alonso, también han evidenciado los impactos en la salud de las personas que traen consigo estos varamientos. Siendo testigo incluso de cómo niños pequeños juegan con carbón en la costa de Puchuncaví.

"Según los estudios que hemos podido realizar, nos hemos dado cuenta que 1 de cada 4 niños en Puchuncaví están con diferentes tipos de problemas, como Down, autismo, malformaciones congénitas y otros producto de la contaminación", nos comenta.


Al mismo tiempo que otras investigaciones recientes indican que los habitantes de las comunas en las que existen termoeléctricas a carbón, como las que hay en Puchuncaví, tienen dos veces más probabilidades de morir por causa de tumores que quienes habitan en comunas sin estas centrales. Así como también tienen 281% más probabilidades de morir por causa de un accidente cardiovascular y 139% más probabilidades de desarrollar una enfermedad crónica respiratoria.


Sin embargo, pese a la abrumadora evidencia científica que respalda la toxicidad de este material y llama a las autoridades a tomar medidas concretas en el asunto, sucesivos gobiernos de diversas tendencias políticas solo han aportado más industrias y, en consecuencia, más contaminación para la bahía, tornando la situación alarmante e insostenible, como señalan quienes viven allí.

No fue hasta junio de este año que la Corte de Apelaciones de Valparaíso decidió fallar a favor de las comunidades y organizaciones de la zona, prohibiendo el ingreso de cualquier nave o artefacto naval que transporte carbón a la bahía de Quintero.


Se trataba de una sentencia histórica que por fin acabaría con uno de los principales focos de contaminación en la zona. Sin embargo, una vez sentenciada, la empresa acusada como responsable de los varamientos (AES Gener), la empresa a cargo del puerto de Ventanas y el propio Ministerio de Medioambiente, liderado por la Presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, intentaron anular el fallo interponiendo un recurso de apelación ante la Corte Suprema, lo que imposibilitó la ejecución de la medida.


No obstante, este jueves los recurrentes desistieron de su apelación sabiendo que estaban ad portas de volver a perder, pero esta vez frente a la Corte más importante del país. Cuestión que solo contribuyó a dilatar aún más el proceso.


Ante esto, la organización Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia señaló en Twitter que se trató de "otro saludo a la bandera de estas corruptas empresas con la anuencia del Estado, mientras a nosotros en Puchuncaví nos siguen envenenando".


"La sentencia de la corte de apelaciones, hasta que no esté ejecutoriada no funciona. Entonces estamos tratando de que se concrete la firma que falta para que empiece a regir", nos comenta Katta Alonso, Presidenta de dicha organización.


De esta forma, por el momento solo se pueden poner en práctica las medidas propuestas por la Armada de Chile para evitar los varamientos de carbón en la playa de Ventanas. Sobre ellas la organización que preside Alonso señala que: "Echamos de menos la limpieza del fondo marino, bajo los ductos de Puerto Ventanas y AES-GENER", tal como lo recomienda el último estudio emitido por la misma Armada.


Agregando que: "Vemos con preocupación que siga varando el carbón en nuestra playa, y esto demuestra que las medidas son insuficientes. Puerto Ventanas debe someterse a (un) estudio de impacto ambiental, y de una vez por todas, implementar tecnología de punta. ¡No queremos mas lobby, parches ni paracetamol!", sentencian.


Cabe destacar que el mismo día que ocurrió el último varamiento, un barco que transportaba 70.000 toneladas de carbón hizo ingreso a la bahía para abastecer las centrales de AES Gener.