• Escazú Ahora Chile

Presidente chileno podría ser destituido por no firmar Escazú y favorecer proyecto minero

Esta mañana la Cámara de Diputados y Diputadas de Chile aprobó una acusación constitucional contra el actual Presidente, Sebastián Piñera, la que deberá ser votada por el Senado dentro de los próximos 6 días.

Luego de una sesión que se extendió por más de 22 horas, la Cámara de Diputados y Diputadas de Chile aprobó una acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera por 78 votos a favor, 57 en contra y 3 abstenciones.


La acusación fue presentada a mediados de octubre, luego de conocidos los pandora papers, que revelaron un contrato suscrito por el Presidente de la República y el actual dueño de la Minera Dominga en paraísos fiscales, en que se comprometía a no mejorar los estándares ambientales del país para no afectar la instalación del proyecto.


Este proyecto se pretende instalar en el único sitio en el mundo que cuenta con especies icónicas como los pingüinos de Humboldt, las ballenas jorobadas, los chungos y otras que en estos momentos se encuentran amenazadas y con riesgo de extinción debido a la actividad humana. Pero el Presidente Piñera se ha negado a su protección, poniendo en riesgo la supervivencia de todas estas especies.

Pero el Presidente Sebastián Piñera no tan solo se ha negado a proteger ambientalmente dicha zona, sino también a escuchar a los jóvenes y firmar el Acuerdo de Escazú, el icónico acuerdo ambiental que busca elevar los estándares ambientales en materia de transparencia, democracia y justicia ambiental.


Sobre ello, el texto aprobado por la Cámara de Diputados y Diputadas el día de hoy para destituir al Presidente señala: "la adopción por parte de Chile del Acuerdo de Escazú hace inviable la realización del proyecto minero Dominga, y en consecuencia produce que la condición contractual de la que depende el pago de la última cuota del contrato de compraventa de la misma falle. De lo anterior puede desprenderse que existe un evidente conflicto de interés".


Agregando que su no firma implicó el “comprometer gravemente el honor de la nación”, así como también causar “un grave daño a la reputación de la institución de la presidencia de la república”. Por todo ello el Presidente podría ser destituido dentro de los próximos 6 días.


La decisión final recae en el Senado, quién deberá actuar como juez y aprobar o rechazar definitivamente esta acusación.

Desde Escazú Ahora Chile esperamos que la acusación prospere y el Presidente abandone el cargo por verse involucrado en un caso de corrupción ambiental. "Por fin entendemos la verdadera razón del Presidente Sebastián Piñera para no firmar Escazú: le tiene miedo a la transparencia y a la democracia ambiental. Gracias a la campaña levantada por Greenpeace Chile, la ciudadanía ya ha ingresado más de 90 mil solicitudes de invalidación al proyecto Dominga, si Escazú hubiese estado firmado, éste sin lugar a dudas sería un proyecto rechazado por todos", sentenció Sebastián Benfeld, coordinador del movimiento.